miércoles, 16 de abril de 2014

Teide



¿Hay montañas mágicas? Ésta bien podría serlo:




Esto es lo que mira el gigante dormido:




Y esto, lo que uno ve al subir hasta su morada (y al bajar):




Parece otro planeta. Está en Tenerife. A menos de tres horas de vuelo de Madrid y menos de cuatro de Barcelona. Celebro haber regresado a verlo. Me llevo cargada toda esa luz.

Una sugerencia: merece la pena pinchar en la foto para verla a tamaño original (bueno, la mitad, el original no cabía).

Abrazos.


martes, 15 de abril de 2014

Laurisilva



Quien la conoce la recuerda. Por si acaso, para los desmemoriados y también para los que nunca la vieron, ahí va una primera imagen para ir poniendo en situación:





Es el bosque de laurisilva, o mejor dicho una muestra de lo poco que queda de él, en el Parque Nacional de Garajonay, en la isla de La Gomera, más que justificado Patrimonio de la Humanidad, en tanto que conserva esa joya natural, superviviente milagrosa de una era lejana. Un patrimonio que lo es también de los gomeros, los canarios y los españoles, y del que podemos sentirnos orgullosos todos: si a la bella isla canaria debe su asiento, al esfuerzo de los isleños y el de todos los españoles debe su subsistencia y conservación.

Seguir leyendo (en msn.es)

martes, 1 de abril de 2014

Tratar de usted



El pasado 28 de marzo se cumplieron 170 años de la promulgación del Real Decreto que dio  origen a una peculiar institución, una de las pocas que han atravesado la reciente historia de España manteniéndose apegada a sus principios fundacionales y gozando del respeto de buena parte de la ciudadanía, aunque tampoco le falten los detractores. Con ese decreto en la mano, buscaron a un hombre para que la organizara, y encontraron a uno que aceptó el encargo. Era un curtido liberal, exiliado de España por Fernando VII, y luego vuelto a exiliar por los liberales radicales, junto a su padre, que tras el pronunciamiento de Riego había intentado, sin éxito, crear un cuerpo de seguridad profesional que sustituyera a la inoperante y corrupta Milicia Nacional. El hombre en cuestión, cuya tarea se plasmó en otro decreto, de 13 de mayo de 1844, fecha en que se sitúa el comienzo efectivo del funcionamiento de la institución, era éste:





Seguir leyendo (en msn.es).

sábado, 15 de marzo de 2014

Sugar Man, el bello fracaso



Me habían hablado hace mucho tiempo de él, pero no ha sido hasta fecha reciente cuando he podido ver Searching for Sugar Man, el bellísimo documental de Malik Bandjellou sobre el cantante de Detroit Sixto Rodriguez. Un tipo que grabó dos discos, allá a comienzos de los 70, y que luego desapareció sin dejar rastro





Ver más (en el blog de msn.es)..

martes, 11 de marzo de 2014

Diez años







Hoy hace justamente diez años. Recuerdo muy bien aquel día, como todo el mundo. En mi caso, sin embargo, hay un detalle especial. Yo podría haber estado en Atocha, hacia las 7.30 de la mañana de aquel 11 de marzo. De hecho, iba a estar. Ese día tenía un viaje a Valencia y el plan inicial era tomar allí el tren a las 8. Mi vía natural para llegar a Atocha era tomar el Cercanías en Getafe y bajarme en el andén donde estalló una de las bombas. O bueno, el contiguo, que para el caso da igual. Por el margen con que solía viajar, habría caído por allí a eso de las siete y media. Llegué a mirar los horarios que me envió mi amigo Enrique Pla, quien organizaba aquel como otros de mis viajes valencianos. Al final, él lo puede atestiguar, le llamé unos días antes y le dije que mejor viajaba en coche la víspera y así íbamos más tranquilos hasta Gandía, donde teníamos  la tarea. Eso hizo que en lugar de vivirlo en directo, me enterara del 11-M junto a él, desayunando en una cafetería de Valencia, a 350 kilómetros de mi ciudad.

Seguir leyendo (en msn.es).

jueves, 27 de febrero de 2014

De Orson a Jordi







Jordi Évole es un periodista inteligente y audaz que, guste más o guste menos su peculiar estilo, ha conquistado, por la singularidad y el calado de su trabajo periodístico, un merecido prestigio. Confieso que cuando lo conocí, no por la tele, que veo de forma negligente y bastante poco devota, sino en un acto público en el que irrumpió con aquella personalidad anterior que se hacía llamar el Follonero, su performance me pareció una mezcla de mala educación y chistosidad banal, pero también he de reconocer que su trayectoria posterior en Salvados, con hitos tan considerables como la reapertura de la investigación del trágico y vergonzante accidente ferroviario de Valencia, me ha permitido borrar aquella primera y superficial impresión. No diré que me convenza plenamente su enfoque de los asuntos (a veces sometido a un esquematismo que casa mal con casos y cosas complejos, aunque sea ideal para denunciar según qué tropelías patrias); lo que digo es que en su caso prestigio y audiencia se combinan, y alcanzan más que fundadamente cotas sin duda envidiadas por quienes no llegan ahí.

Seguir leyendo (en msn.es)



domingo, 2 de febrero de 2014

Rickshaws de Calcuta





Son vehículos de tracción humana. Bajo la presión de algunas oenegés, el gobierno indio quiso prohibirlos y de hecho lo hizo, pero los conductores de rickshaw de Calcuta alegaron que no tienen otro medio para subsistir y se les sigue tolerando. Muchos de ellos van descalzos, corriendo entre el tráfico del casco antiguo de la ciudad, en condiciones inverosímiles.





Hay que apuntar aquí que los conductores de Calcuta, sea cual sea el vehículo que lleven, desde una bici a un autobús, aprovechan hasta el último centímetro cuadrado de calzada, regateándose los unos a los otros, invadiendo el carril contrario (bueno, apenas hay delimitación de carriles, propiamente dicha) y cruzándose todo el tiempo. Sólo así consigue funcionar la ciudad. He visto a un conductor de rickshaw, cargado, pasar entre un autobús y una furgoneta (o quizá habría que decir siendo rebasado a la vez por un autobús y una furgoneta) sin que sobrara mucho más de un centímetro a derecha e izquierda.





No vi ni un solo accidente, todo hay que decirlo, y tan sólo una pelea entre conductores.





A los conductores se los ve a menudo sentados en su rickshaw, donde muchos de ellos duermen, curándose los pies. Y todo para ganar al mes no más de 5.000 rupias, apenas 60 euros.




Hice fotos de todos los que pude. Algunas no tienen mucha calidad, están hechas al paso y en movimiento, también el fotógrafo. Pero he querido recopilarlas aquí, en los encuadres que el azar y mi puntería decidieron, sin retocar. Sus escorzos son un hermoso ( a la par que triste, amargo e injusto) espectáculo de la condición humana. Dejo que hablen sólo las imágenes.







Escribo esto ya en Delhi, aún con la impresión en la retina de la grandiosa Puerta de la India, en el distrito gubernamental, que anoche se veía fantasmagórica entre la niebla. Es todo un contraste, pero cierro con ella. Abrazos.