viernes, 9 de diciembre de 2016

Mi voz







Pero toda esta vida multitudinaria ha sido para ti
no más que la lira, o el laúd, o el sutil encanto
de las violas, o la música del mar 
que duerme, mímico eco, en la caracola.


Mi voz, Oscar Wilde (1854-1900)
(versión de Lorenzo Silva).