domingo, 2 de mayo de 2010

La hora del lector





Es curiosa cosa escribir un libro y publicarlo. En mi caso, lo pienso durante años, rara vez menos de dos o tres. Luego me dedico a escribirlo durante unos meses u otro año, un tiempo en el que no sé en qué paso más tiempo, si poniendo en negro sobre blanco lo que ya tengo pensado o leyéndolo y releyéndolo una y mil veces para darle una forma fluida y precisa. Y al final lo suelto, y entonces vienen los lectores y me descubren lo que he hecho. Y desde que existe Internet, muchos, además, me lo dicen, directamente a través del correo o indirectamente, colgándolo en los lugares más insospechados, donde merced a los buscadores es fácil encontrarlo.

Llevo varias semanas sin parar, pero hoy he tenido un momento y he hecho una búsqueda de lo escrito sobre La estrategia del agua en el último mes. Y hay muchas cosas jugosas, muchas que me ayudan a entender el fruto de mi propio trabajo, y a perfilar mi conocimiento de la percepción ajena sobre él, lo que vale, a la postre, para cualquier otra cosa. Un novelista es un aprendiz continuo de las miradas de otros. El ejercicio es, para mí, sumamente aleccionador.




Debo destacar, por el esfuerzo que lleva detrás, lo que ha hecho Eduardo-Martín Larequi en su Bitácora del Tigre. Un espacio riguroso (y generoso) de crítica cultural en el que cualquiera que busque pistas para una lectura exhaustiva y profunda de este libro, y de muchas otras cosas, hallará cumplida satisfacción. Por si esto fuera poco, elige nada menos que este asunto para la entrada con que conmemora su quinto aniversario, todo un detalle. No me sigue a todas partes, lo que también es de agradecer, pero debo darle las gracias por la inmersión intensa y afectuosa que ha hecho en mi texto, buceando a fondo en sus referencias y sugerencias. Para poder comentarlo como es debido, necesitaría una entrada entera, que habré de diferir a momento menos apurado que el presente.




Muy otra es la apreciación de la titular de Boquitas Pintadas. Una severa lectora a la que llevo siguiendo algún tiempo, y que sin desechar mi trabajo como deleznable, encuentra muchas cosas que la irritan. Por ejemplo, que a una mujer mala se la llame zorra, cosa que como bien señala, en mi novela sólo lo dicen, respecto de la mujer de marras, otras mujeres, lo que interpreta como una especie de escudo que uso por astucia. No hay tal, lo aseguro. De hecho, yo nunca llamo zorra a una mujer, como tampoco lo haría (ni lo hace) mi brigada Bevilacqua, ni otros muchos hombres a los que conozco. Pero sí he oído a más de una mujer arrojarle ese venablo a otra a las primeras de cambio, cosa que me fascina, porque supone un ejercicio extremo de machismo protagonizado por la dueña de unos ovarios, ergo una potente paradoja, y a mí las paradojas me pierden.

También me imputa esta bloguera caspa reaccionaria por el hecho, parece deducirse, de que entre los malos haya extranjeros. Camellos, matones y sicarios. Y porque los polis y los guardias se refieran a ello sin aspavientos buenistas. En fin, son ellos los que hablan (como las mujeres a las que me refería antes, y en las novelas hay que dejar sonar a los personajes). Yo soy poco chovinista, y me pierde también la extranjería (incluso sentirla en carne propia), pero pregúntese a cualquiera que lidie con el crimen. It's a fact. Los hechos son inocentes. Son. Y no quitan que haya otros malhechores de altos vuelos, propios y foráneos, con los que tampoco se contemporiza, aunque en esta ocasión no sean ellos los que centran la trama.

En fin, si entro al detalle es porque me parece interesante, así que acatada queda su censura, faltaría más, y agradecida su lectura, que es, por vivaz, acicate y estímulo.




En general, no puedo quejarme. Frente a tan dura censora, puedo anotar las cálidas apreciaciones de este librero de Las Rozas, los elogios (a toda la serie, descubierta a partir de esta última entrega) de A leer que son dos días, el amable reconocimiento dispensado por Best Seller Español, las sutiles y enjundiosas reflexiones que la lectura le despierta a la autora de Me dio por pensar, la hermosa y sugerente reseña de José Luis Muñoz Díez en Culturamas, la empatía adictiva de Noche del Alma, la valoración más que favorable del realismo de la historia que hace Antonio Romero en Sistema Digital o, en fin, el inspirado y documentado análisis de Paco Gómez Escribano, buen lector, amén de escritor, en su blog.

No sé si esto es de interés de alguien, aparte del que suscribe. Pero a mí me gusta ver cómo un mismo texto suscita lecturas tan diversas, y que entre todas suman tanta riqueza de matices. Qué diablos: lo que me hace pensar, por encima de todo, es que todas las horas que tiene detrás un libro, al final, merecen la pena.




Abrazos (y gracias) a todos.

8 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Gracias por la cita, Lorenzo, pero de verdad, para mí es un gusto leer cada libro que pones en el mercado y ver cómo evoluciona tu ya famosa pareja literaria Vila y Chamorro que, para mí, son materia de estudio. Y me agrada que un escritor español como tú esté entre los 10 más vendidos, compitiendo con suecos, vampiros y otras yerbas. Creo que tu trayectoria abre camino a los demás escritores que estamos ahí pugnando por publicar. Además, tus colaboraciones en la prensa (ABC, El Mundo, etc.) son muy susceptibles de ser leídas. Y encima, eres buena gente. ¿Qué se puede pedir?

Angelus dijo...

Yo también espero leerlo en poco tiempo y comentarlo. Saludos.

Catalina Gracia Saavedra dijo...

Agradezco el que valore en esta forma a sus lectores;el que haya buceado de esta forma sobre quienes le seguimos ,muestra un nivel de interés para con nosotros que se nos hace claramente visible así,leyendo sobre las reseñas encontradas.
Este último libro es de los que deseas y temes a la vez acabar por cuánto te va envolviendo . Ahí estoy,disfrutándolo cómo ya sabía que iba a pasar. Un saludo y gracias de nuevo.

Shiny dijo...

Hola, somos un grupo de la Universidad Carlos III de Madrid que estudiamos Periodismo y Comunicación audiovisual. Estamos realizando un trabajo de investigación centrado en los libros electrónicos.

Para ello necesitamos la opinión de diversos escritores por lo que les estaríamos muy agradecidas si utilizaran cinco minutos de su valioso tiempo para responder a la encuesta que les dejamos a continuación: http://www.encuestafacil.com/RespWeb/Cuestionarios.aspx?EID=710084&MSJ=NO#Inicio

Si disponen de tiempo para que podamos realizarles una entrevista más extensa les agradeceríamos que nos lo comunicasen.

Muchas gracias y cordiales saludos.

Shiny dijo...

Hola, somos un grupo de la Universidad Carlos III de Madrid que estudiamos Periodismo y Comunicación audiovisual. Estamos realizando un trabajo de investigación centrado en los libros electrónicos.

Para ello necesitamos la opinión de diversos escritores por lo que les estaríamos muy agradecidas si utilizaran cinco minutos de su valioso tiempo para responder a la encuesta que les dejamos a continuación: http://www.encuestafacil.com/RespWeb/Cuestionarios.aspx?EID=710084&MSJ=NO#Inicio

Si disponen de tiempo para que podamos realizarles una entrevista más extensa les agradeceríamos que nos lo comunicasen.

Muchas gracias y cordiales saludos.

Noemí Pastor dijo...

Muchas gracias, Lorenzo, por leerme con paciencia y atención. Me encantaría enzarzarme en discusiones sobre la insolidaridad femenina (que existe, jolín que si existe)y qué sucede cuando el racismo se nos junta con el clasismo, pero este cuadrito es muy pequeño, así que mejor lo dejo para otra ocasión.
Gracias otra vez y seguimos leyéndonos.

Trip dijo...

Muchas gracias por tu trabajo Lorenzo. Ayer,acabé a altas hora de la noche tu obra EL BLOG DEL INQUISIDOR. Sin duda, fascinante y arriesgada. Curioso que comentes en esta entrada que resulta extraño (¿?) (no recuerdo el adjetivo, perdona) que encuentres por la red opiniones abiertas sobre tus obras, de hecho, ahora mismo, antes de encontrar tu blog, había escrito mi opinión acerca de él.

Te agrego para poder seguir tus novedades, muchas gracias!!

Matilde dijo...

Lo he pasado muy bien leyendo tu último libro que para mí era el primero (y no será el último)
Un saludo
http://somos-agua.blogspot.com/2010/05/la-estrategia-del-agua.html