viernes, 21 de septiembre de 2012

De Islandia a una sala oscura





Como sabréis los que tengáis costumbre de leerme en otros sitios, no hace mucho estuve en Islandia. El propósito era entrevistar a Arnaldur Indriðason, el autor de la muy recomendable serie policiaca del inspector Erlendur Sveinsson. El resultado principal de la entrevista está aquí.




También aproveché el viaje para conocer un poco la isla (muy poco, apenas estuve 48 horas en ella), y el resultado de esa exploración lo recogí en este otro lugar, con fotos y reflexiones seguramente peregrinas (como lo son casi todas) pero que fueron las que la experiencia me suscitó.




Ahora bien, se me habían quedado algunas cosas en el tintero, y me ha parecido que éste era el lugar de recogerlas.

Para empezar, tengo más declaraciones de Indriðason, que finalmente el periódico no publicó. Por ejemplo, lo que opina del cine y de sus adaptaciones. Que es lo que sigue:


Cine sí, tele no (por ahora)

El novelista se declara satisfecho de la única adaptación cinematográfica realizada hasta la fecha a partir de las novelas, Las marismas (versión de la novela homónima, a cargo de su compatriota Baltasar Kormákur). También es autor del guión original de la cinta Reykjavík-Rotterdam, de Óskar Jónasson). No debe de haberle amargado la experiencia cuando ha autorizado la adaptación de la más exitosa de las novelas de la saga, La mujer de verde, con el maltrato doméstico como telón de fondo. Sin embargo, no quiere oír hablar, por ahora, de televisión. “Aquí la industria es muy pequeña, hay pocos medios y también poca tradición de series policiacas, quizá más adelante, yo me centro en los libros”. ¿Y si llegara una oferta de la BBC, como le pasó a Mankell? Indriðason, a la islandesa, sonríe y calla, que no sabemos si en estas latitudes es una forma de otorgar.


También, por si alguien está interesado, le pregunté hacia dónde camina su personaje. Traté de sacarle cuál era su idea final de Erlendur, a sabiendas de que no me contestaría (yo tampoco respondería, si me hicieran una respuesta análoga respecto de Bevilacqua). Pero como es un hombre cortés, no dejó de responderme algo. Que si no satisface mi pregunta, tampoco la defrauda del todo:


¿Cómo acabará Erlendur?

Invocamos ante Indriðason las conocidas palabras de Raymond Chandler, acerca del final que visualizaba para su célebre investigador, Philip Marlowe: "I see him always in a lonely street, in lonely rooms, puzzled but never quite defeated." (“Siempre lo veo en una calle solitaria, en habitaciones solitarias, perplejo pero nunca lo bastante derrotado”, así lo escribió en una carta a Maurice Guinness el 21 de febrero de 1959). ¿Cómo acabará Erlendur? ¿Sumido en esa soledad que tanto teme, la misma en la que agoniza su antaño superior y quien le enseñó el oficio de investigador criminal, Marion Briem, en quien ve una posible anticipación de sí mismo tras su divorcio y su estrepitoso fracaso como padre? Indriðason sonríe y esa sonrisa ya nos deja entrever que no va a responder (tampoco lo esperábamos, dicho sea de paso). “Todo lo que puedo decir es que hay una novela en la que llegamos a conocerle con tanta profundidad como nunca antes. Donde, entre otras cosas, se cuenta qué fue exactamente lo que ocurrió en su infancia en torno a la desaparición de su hermano, de la que se siente responsable y que ha sido un trauma permanente para él, hasta el punto de hacerle trabajar con más empeño los casos de desapariciones” (tan frecuentes en Islandia, donde a veces la gente se pierde en el campo y, a causa de la dureza del clima, no vuelve jamás). Para quien quiera más referencias, la novela a la que alude el autor aparecerá el año próximo en inglés, con el título (provisional) de Strange Shores.




También me había dejado algunas fotografías que creo que sirven para dar una idea de Reikiavik y de ese hermoso país, y que son las que ilustran esta entrada. La anterior, por cierto, es del salón de la casa del premio Nobel islandés, Halldór Laxness. Y la siguiente, muy curiosa, de una de las muchas turbinas que aprovechan la energía geotérmica, que también proporciona a los islandeses calefacción y agua caliente.




Por cierto, si os ducháis en Islandia y el agua huele a huevos podridos, no llaméis a la recepción del hotel para quejaros: quedaréis en ridículo y además el agua sulfurosa es muy buena para la piel.

Tuve la suerte de que me acompañara la luz el primer día, lo que, como pude comprobar el segundo, que amaneció gris, lluvioso y ventoso, es todo un privilegio. Como compensación, encontré este lugar tan acogedor para desayunar y preparar la entrevista.




También creo que da una idea de Reikiavik, y de la manera de vivir de sus gentes. Llegué un poco más tarde de lo que entre los islandeses debe de ser la hora común de desayunar (y eso que estaba allí antes de las nueve) y en el local, céntrico pero desierto, se respiraba una tranquilidad absoluta.

Me permitiréis que para cerrar esta entrada haga un poco de publicidad. La foto que sigue no es de Islandia, sino de una sala oscura que se encuentra en el sótano de un edificio de la calle Loreto y Chicote de Madrid (entre la calle Ballesta y la plaza de la Luna).




Allí se ubica Microteatro por dinero, uno de los más estimulantes proyectos de creación que acoge la capital, donde en estos días se celebra el ciclo Microteatro por Calle 13, auspiciado por el canal televisivo del mismo nombre y con esta oferta increíble que merece la pena explorar.

Para los que no hayan pinchado el enlace, me permito destacar la obra que recoge este cartel, y que es la misma a la que corresponde la fotografía anterior.




Veintiocho años después de escribir, montar e interpretar (por un percance de última hora de un actor) mi primera obra dramática, vuelvo al teatro. Esta vez, eso sí, me limito a escribir el texto. La dirección se la dejo a Yolanda Barrasa y la interpretación a Patricia G. Méndez, Alejandro Marzal y David Ricondo, que lo hacen mucho mejor que yo. Os aconsejo que vayáis a verlos, merece la pena. Estarán sobre el escenario (un escenario que comparten con el público, en una experiencia diferente que hay que probar) hoy 21 y mañana 22 de septiembre y el 28 y 29 de septiembre, en cuatro funciones que se sucederán entre las 23.30 y la una de la madrugada. La obrita es corta. Y son sólo 4 euros.

Estoy con vosotros, chicos, y gracias por lo generosos que habéis sido con el texto.

Abrazos.


10 comentarios:

Los duelistas (videoblog de libros) dijo...

Este tipo de proyectos ?seran el comeinzo de un nuevo teatro de capa y espada?

Xenia dijo...

Hoy tendrás inundación de felicitaciones, pues una (lacónica) felicitación más, que se sume a una marea que será apabullante durante unos meses, supongo.
Merecido, sin duda.
A mi me gusta leerte.
Enhorabuena.

Ice dijo...

¡Muchas felicidades por el Planeta!
La primera noticia de esta mañana, aún con la legaña puesta (disculpa por la imagen desagradable) y no he podido empezar mejor el día.

Microalgo dijo...

Enhorabuena. Es Usted un fiera. Dele Usted un abrazo a Bevilaqua y a Chamorro de mi parte (sobre todo a esta última) que, a veces, parecen más reales que el setenta por ciento de los políticos.

Lo dicho: enhorabuena.

Sara Ramos dijo...

Jamás habia visitado su página pero soy lectora suya, como dicen arriba Bevilacqua y Chamorro me encantan!!!
Hoy cuando he leido que le habían dado el premio Planeta he sentido la necesidad de felicitarle porque creo que se lo merece.
Mis más sinceras felicitaciones :)))
Que lo disfrute y que siga muchos años haciendonos disfrutar a los lectores

Angeles dijo...

¡Enhorabuena¡ Felicidades, merecido premio.
Desde la Trilogía de Getafe a todos los demás en casa tienes un club de lectores de todas las edades que se alegra mucho de que este año se tuyo el Planeta.
Un saludo

Cigarra dijo...

Qué bueno que por fin se lleve el Planeta un escritor que lo merece de verdad. Un millón de enhorabuenas de una lectora fiel que no se pierde una de sus obras.

jack78 dijo...

Hola, quiza no sea este el mejor lugar para hacerle llegar este tipo de mensaje, pero pienso que tal vez le haga algo de ilusión saber que su ejemplo y sus consejos han ayudado y ayudan a mas de una persona a seguir adelante. Por todo ello, le doy las gracias y le animo a echar un ojo a este enlace que me atrevo a asegurar que como minimo le hará esbozar una sonrisa.

http://cuadernoderetales.blogspot.com.es/2012/10/el-esfuerzo-tiene-premio-sigue.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+CuadernoDeRetales+%28Cuaderno+de+Retales%29

Gracias otra vez, disculpe por la molestia y reciba mi humilde enorabuena por el premio Planeta.

Un saludo.

bettyylavida dijo...

Buenos días Lorenzo,felicidades por tu premio!

Y bueno,la tele está mejorando,últimamente la veo bastante,combinándolo con la radio.

me alegro del cambio de rumbo,qué casualidad,causalidad,yo tengo en terapia mejorar mi danza y mi yoga (soy adicta).

Pero no quiero hacer publicidad,jajaja,mi gym me gusta porque tengo a dos profesores que me ayudan a mejorar (parte de la terapia psicoterapeutica,imagínate...).

Un abrazo muy fuerte.

Silva, Lorenzo dijo...


Gracias a todos, amigos, hasta hoy no había leído vuestros comentarios aquí a raíz del premio. La gira subsiguiente, que me ha tenido fuera de juego. Y gracias a ti Jack, por descubrirme ese blog. Hermosa historia, voy a tuitearla y ponerla en el FB.