viernes, 14 de diciembre de 2012

Libros pequeños



Si en la entrada anterior daba cuenta de los libros de la nueva editorial, Playa de Ákaba, y de la recepción de la novela ganadora del Planeta, ahora me toca dar cuenta de otros dos libros más pequeños, en tamaño, pero no menos queridos para mí.




El primero es el que se ve en la ilustración precedente, la edición de bolsillo de Niños feroces. Como lector que se nutrió, en su día, casi en exclusiva de libros de bolsillo, celebro enormemente que los míos pasen a ese formato. No sólo por la segunda vida que ello supone, sino porque en esa prórroga llegan a manos de quienes tal vez antes quisieron y no pudieron tenerlos. Además, en los últimos días me han ido llegando comentarios de esos nuevos lectores, muy cálidos por cierto, que quiero agradecer con un pequeño detalle, la foto que cuelgo a renglón seguido.




Es, más o menos, como se vería Jorge García Vallejo, el protagonista de la novela, durante sus apocalípticos días en Berlín en el año 1945. La figura es un tuneo hecho por el servidor sobre una pieza original del excelente fabricante chino Dragon. Impresiona, ¿eh?

El segundo libro, mucho menos áspero y bastante más esperanzador, se titula Todo suena y es el que podéis ver a continuación.




Debo agradecer la oportunidad de escribirlo a la Clínica Universidad de Navarra y a su protagonista, Anuca Aísa, la mujer cuyo viaje hacia el silencio, por culpa de una sordera bilateral progresiva, y cuyo regreso a la audición, tras un doble implante coclear, relato en el libro sobre la base de su propio testimonio y el del cirujano que la operó, el doctor Manuel Manrique, que además me permitió presenciar en directo una de sus operaciones. Una técnica quirúrgica de precisión que recordaré siempre como uno de los más impresionantes trabajos que jamás vi hacer con las manos.

El primer libro lleva ya algunas semanas en las librerías. El segundo, se presentó esta semana en Navarra (más detalles sobre la presentación, aquí). Los interesados en obtenerlo, podéis contactar con la clínica (no es un libro para vender).

Abrazos.