martes, 22 de mayo de 2012

Playa vacía



Nada por aquí:





Nada por allá:




Hoy amenazaba lluvia sobre mi querida y nunca bastante ponderada playa de Viladecans, aunque no ha llegado a cumplirse la amenaza, y eso me ha permitido apurar en absoluta soledad los quince minutos de reflexión que procuro hurtarle a cada mediodía.

Un día más, permítaseme, he celebrado que Eurovegas todavía no exista, y que según todos los indicios el engendro se aleje de ese paraje que amenazaba con devorar. Aunque me he enterado poco después, con pavor, de que los empresarios catalanes del juego le han dicho al Govern que si les da a ellos todos los chollos que le prometió al yanqui (desde los terrenos regalados hasta las exenciones fiscales, pasando por la rebaja de derechos sociales) ellos le levantan un Eurovegas autóctono.

Ellos y cualquiera, no te digo.

Luego, la vida ha seguido su curso. Vuelta a casa, como llegué. En la bicicleta:




Y es gratis. Qué tontamente malgastamos, a veces, el dinero y las horas.

Abrazos.


4 comentarios:

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Curisa coincidencia. Yo acabo de volver de la "mía", que es fluvial. En bici, por supuesto.
¿Cuántas veces habremos de aprender que a veces las "cosas" más sencillas son las que más nos llenan?

María Antonia Moreno dijo...

Siempre son las cosas más sencillas las que más nos llenan. Son sencillas, que no simples.

Un abrazo.

Los duelistas (videoblog de libros) dijo...

la crisis hace mas facil que caigamos en errores que de otra manera evitariamos. lo digo por Eurovegas

Serendipity Fotografía dijo...

Muy buen post. http://serendipity-fotografia.com/