jueves, 28 de marzo de 2013

Atalayas






Lo que muestra la fotografía es la atalaya del Cerro de los Ángeles, desde la que el otro día se tenía esta vista portentosa de Madrid con la sierra toda nevada al fondo (para apreciarla bien, como os recomiendo hacer con las demás fotos de esta entrada, mejor pinchad en la imagen). La foto se la debía a los lectores de Algún día cuando pueda llevarte a Varsovia. Sí, es ahí a donde Laura lleva a Andrés para que le cuente la historia. Pero siendo la foto del pasado lunes 18 (que aproveché para subir con otra Laura, mi hija), en ella se ven unas cuantas cosas que Laura y Andrés, allá por 1996, que es cuando está situada la acción de la novela, no podían ver. Sobre todo, las cuatro torres que ahora mandan en el skyline.




Esta otra atalaya es la que hay en el extremo de una de las calas de Tossa de Mar, desde la que se ve la antigua ciudad medieval amurallada. Un lugar mas que recomendable para pasar, sin mucha presión de turistas aún, el primer trecho de la Semana Santa.




Y tras unos días en la Costa Brava, de regreso al Baix Llobregat y a la playa de Viladecans, que este marzo pródigo en lluvia y viento se ve así. Ya sé que "atalaya" se refiere a lugar elevado y por tanto esta foto podría parecer fuera de lugar. Pero mirando esa playa sobrevuelo a menudo los problemas, y se me ocurrió ponerla para completar, por si a alguien más le sirve a esos efectos.

Abrazos.
  

2 comentarios:

Pilar dijo...

El mar también es mi atalaya.
Un saludo, Lorenzo.

Angelus dijo...

Gracias por la foto desde la atalaya. Ahora se redondea más el imaginario de esa estupenda novela. Saludos.