domingo, 21 de abril de 2013

Bevilacqua de enhorabuena






Lo que abre esta entrada es la cubierta de la edición italiana de El lejano país de los estanques. Sí, los que sepáis italiano comprobaréis que no es eso lo que significa el título. Como en el caso de la edición francesa, han preferido tomar el título del primer capítulo, Una mujer suspendida, que alude a la posición en que se encuentra el cadáver que abre la historia y de paso define a la víctima.




Tampoco los alemanes usaron el título original:




Tödlicher Strand significa algo así como Playa mortal. Y el subtítulo indica que es una novela negra situada en Mallorca. Que eso a los alemanes sí que les suena

En fin, todo esto debe significar que el título es intraducible. Pero esto es lo de menos. Lo importante es que el libro llega a un idioma más y a los lectores que eso representa.

La traducción, como en otros casos, de la exquisita traductora Roberta Bovaia, en cuyo italiano Bevilacqua suena como quizá no me ha sonado en ninguna otra lengua (de las que puedo leer).




Y hay otra buena noticia. Se han hecho públicos los finalistas del Premio Hammett 2013, el que otorga la Semana Negra a la mejor novela negra del año en español. Y ahí está La marca del meridiano. Podéis verlo en este enlace.

La compañía es inmejorable. Aprovecho para felicitar a los demás finalistas. Estar ahí es un logro. Luego el jurado, como es norma en estos casos, decidirá. Por lo pronto, gracias.

Abrazos.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Enhorabuena

Begoña dijo...

Pues enhorabuena a Vila (y a Chamorro).

Mil besos

Bego