lunes, 6 de abril de 2009

Abril en el Botánico





Llegó abril a Madrid y estallan los tulipanes del Jardín Botánico. Recuerdo los tiempos en que yo vivía todo el tiempo aquí, y en particular aquellos lejanos años de irresponsabilidad, cuando podía escaparme a leer en alguno de sus bancos. Era mi rito de celebración de la primavera. De entonces a ahora las cosas han cambiado mucho, pero al reencontrarme con el leal jardín me sigo sintiendo como en casa. Siempre me pareció ideal para disfrutar de la soledad, esa soledad entre la multitud que me permito representar en esta foto:




Ahora, que llego con compañía (y una compañía que entonces ni tenía ni imaginaba, además) me sigue pareciendo un lugar reconfortante. Pongamos que mi sensación de ahora la representa esta otra foto (nótese lo que hay bajo los tulipanes):




Bueno es que pase el tiempo y cambien las cosas, si seguimos reconociéndonos (pero más curtidos y más completos) en nosotros mismos. Feliz primavera.  

5 comentarios:

Mark dijo...

Hola,

yo soy americano, pero vivi en Segovia Espana en 1973, y he econtrado su blog muy interesante.
Con el Internet me he encontrado en este mundo literario que me gusta. Suerte con su novela.

Saludos desde California
Mark Dias
http://mark24609.blogspot.com/

Toni dijo...

Entre que el sábado leí en Babelia a Muñoz Molina hablar del Botánico y ahora por aquí, inmensas son mis ganas de pasarme por allí alguna vez cuando visite la Villa y Corte.

Feliz Primavera!

la rosa separada dijo...

En cada ciudad hay un lugar donde evadirse y una estación donde adentrarse; un mágico rincón donde historias ficticias cobran fuerza en una realidad inventada.

Gracias Lorenzo por seguir abriéndonos al mundo del arte.

José Luis Romero dijo...

Hola a todos, Silvamaniáticos.
El Jardín Botánico da juego, ¿a que sí?. Corría 1982 cuando Radio Futura sacó "La estatua del Jardín Botánico", los que peinen canas seguro que se acordarán de la canción. Yo fui uno de los privilegiados en verlos en una de sus primeras actuaciones en Barcelona, en la antigua Sala Cibeles, cuando cantaban aquello de "enamorado de la moda juvenil". Luego repetí actuación en la sala METRO (antiguo Giovanne) el día de su inauguración, donde trabajé hace ya muchos, muchos años.
Merece la pena echar un vistazo al vido de Radio Futura.
Salud Don Lorenzo.

http://www.youtube.com/watch?v=BqEVqJviQFQ

V dijo...

Curiosa diferencia entre una fotografía y otra... a veces no nos damos cuenta de cómo cambian las cosas, cómo cambiamos nosotros mismos, pero eso no significa que no cambien.
Me gusta apreciar los detalles... y saborear los momentos.
Estuve varios días leyendo lo que dejas aquí y me gustó mucho, sinceramente.
Hasta pronto.

V