sábado, 26 de noviembre de 2011

Mezki, ladrón (del esfuerzo ajeno). Y una rectificación.





Lo que veis es una captura de pantalla de la web epubgratis.me de esta misma mañana. Como atestigua, y podéis probar pinchando este enlace, un ciudadano que se hace llamar Mezki ha copiado sin permiso algo que no es suyo y lo difunde desde 8 servidores a todo el que encuentre la página en Google, es decir, potencialmente a todo el mundo. También se jacta de su rapidez y se autotitula como monstruo.

Hasta el momento de la captura, apenas unas pocas horas después de colgar el epub, 1.000 personas habían visitado la página. No lo digo yo, lo dice el propio contador de epubgratis.me. Se ve en la foto.

Con esta misma web ya he tenido un par de intercambios. Aquí y aquí los veréis. En ella está colgado, con mi permiso y bendición, un voluminoso ebook que recoge un millar de páginas de escritos. Se llama Zona desdinerizada y recoge todos los textos que ofrezco en mi web. No sólo nunca he protestado por ello, sino que lo he agradecido públicamente, y vuelvo a hacerlo.

Pero Mezki no pidió permiso.

Mezki, por sí y ante sí, se otorgó la autorización para hacer suyo, copiándolo y difundiéndolo urbi et orbi, lo que salió de la imaginación y el trabajo de otro. Para ser más exactos, de quince años de trabajo e imaginación de otro, porque ése es el tiempo que llevo trabajando en los personajes que protagonizan esa novela. Mezki, en suma, no es, o no sólo, un monstruo, como él mismo dice, sino un ladrón del esfuerzo ajeno.

Uno supone que Mezki (¿abreviatura de Mezkino quizá?) no recibió una educación que le enseñara a valorar eso, el esfuerzo ajeno. Tampoco le enseñaron a disponer sólo de lo suyo, y no de lo de otros. Seguramente ni le enseñaron lógica, porque a lo mejor hasta piensa que lo que ha hecho es una "copia privada" que autoriza la ley. Tan privada que este que escribe, que ni sabe quién Mezki es ni tiene el menor interés en saberlo, ha podido acceder a ella para comprobar que en efecto es su libro completo, y que para leerlo hay que ver siempre alguna publicidad (es decir, darle negocio a alguien que a lo mejor no es Mezki, pero seguro que tampoco es ningún indigente, sino una empresa que bien se lucra con toda esta circulación).

Pero en fin, dejemos a Mezki, que probablemente ya no tiene remedio. Es lo que pasa con la educación, o se recibe a tiempo, o ya es difícil subsanarlo.

La cuestión es qué se puede hacer. Veamos.

Calculando a bulto, y suponiendo que sólo un tercio de los visitantes hubieran descargado el libro, 300 ebooks descargados sin pagar y sin permiso (hasta el momento) suponen para el que suscribe un perjuicio de entre 200 y 300 euros que podría haber percibido por su trabajo (del que otros van a servirse, luego algo vale) si en lugar de haberse copiado clandestinamente se hubieran comprado. No es baladí recordar que este título puede adquirirse con pleno consentimiento de su autor por 5,99 euros en solitario o por 2,49 euros dentro de un pack de seis títulos, lo que no me parecen precisamente precios prohibitivos para quien esté interesado en un libro que puede proporcionar unas 20 horas de entretenimiento.

Aquí el autor tiene dos alternativas. Emprender una acción penal contra Mezki y el webmaster de epubsgratis.me. Pero, entre otros problemas, se encontrará con que el Código penal español castiga estas conductas sólo si hay ánimo de lucro, lo que los jueces tienden a interpretar restrictivamente (es una ley penal, in dubio pro reo), exigiendo que se pruebe un pago directo por la descarga que aquí no hay (aunque la presencia de publicidad en el proceso pruebe la rentabilidad de todo el cotarro, globalmente considerado).

Descartado lo anterior, siempre se puede emprender una acción civil por el perjuicio causado por la vulneración del derecho de propiedad intelectual. No es difícil que esa acción prospere (dudosamente es privada la copia, por lo que su ilegitimidad civil es manifiesta). Pero el proceso, entre instancia y recursos, llevará varios años, aparte de unas costas (abogado, procurador, etc.) que superarán con mucho los 300 euros y que cabe presumir que Mezki y sus cómplices nunca abonarán. Se declararán insolventes, por uno cualquiera de los muchos subterfugios que lo permiten ante los tribunales españoles. Quien litigó lo sabe.

En resumen, que el titular de propiedad intelectual está indefenso, y cuando lo plantea, se le dice que es que es imposible protegerle. Seguramente porque su propiedad no es de las que sí valen y sí se protegen, pase lo que pase y cueste lo que cueste. Nadie le dice a Emilio Botín que su propiedad no se puede proteger. (O a Alfredo Sáenz, a quien ha habido que protegerle algo más que su propiedad). Cuando alguien roba un banco, la policía le persigue. Aquí, pura y simplemente, no hay gobierno, ni policía, ni nada.

La selva en estado puro.

Habrá quien piense que Mezki es un bandido romántico, un Robin Hood, o un bandolero generoso de la mitología patria. Pero si ese héroe romántico existiera, no iría a robarle su trabajo a un trabajador que sólo vive de su esfuerzo. Iría por Botín, por ejemplo. Igual que los bandidos de Sierra Morena, dicho sea de paso, no solían robar al marqués (que siempre salía bien protegido), sino al agricultor que iba a vender al mercado el fruto de su sudor. Porque el héroe romántico no lo es tanto: mete mano donde no se la juega, donde se puede y es fácil. Y encima, embozado.

Parece que va a haber un nuevo gobierno pronto. Y alguien, ministro o secretario de estado, que tendrá que ocuparse de esto. Le desafío públicamente a que diga, a la mayor brevedad, qué piensa hacer con este asunto, si es que piensa hacer algo. Éste es el principal motivo de exponer aquí, pública y detalladamente, esta historia de Mezki que no es más que una de tantas.

Y un último desafío para Mezki, ladrón del esfuerzo ajeno. Yo aquí estoy, hablándole con mi cara y mi nombre. Si lo que hace es tan legal, tan legítimo, tan útil a la comunidad y tan benéfico, que no sea vergonzoso, que se muestre con orgullo y me conteste con su nombre y sus dos apellidos. Y que ponga su foto de ahora, no la de ese niño que tiene en su perfil, y cuya imagen, por respeto a la infancia, no voy a poner aquí.

Porque a ese niño, como ocurre con todos los niños, ninguna cuenta puede pedírsele, al angelito, del adulto en que se ha convertido.

Abrazos.

Postdata del 27/11. Un día después, el libro copiado sin permiso ya lleva 1.800 visitas. Los que hacen la página también han considerado oportuno comentar esta entrada. Yo no pretendo polemizar con ellos, así que si queréis leer lo que dicen, lo tenéis aquí. Creo que el tono y talante de algunos comentarios, frente a alguien que es el perjudicado por su acción, y que no empezó esto ni mucho menos, hablan por sí solos. Aclaro que no me dirijo a epubgratis.me, o no preferentemente. Si sigo lo que hacen es porque me parece que es una página de descargas de las más profesionalizadas y porque en ella, junto a comportamientos que no puedo aprobar (y disipo las dudas de algún malévolo, no me bajo nada de lo que se cuelga con arreglo a ellos), también hay comportamientos éticos, que me permiten establecer una comparación y promover una reflexión que, como indica José Luis Benavente en su blog Lector-e, es ante todo pedagógica, o más bien de análisis razonado de un fenómeno. Uno de esos comportamientos éticos es el de quien subió mi ebook Zona desdinerizada, cuyo nick es Adruki, y que aun teniendo el permiso concedido desde mi propia web, se me dirigió y lo obtuvo expresamente, tras someterme su trabajo. Eso es de chapó, y es también epubgratis.me. Mi entrada iba hacia el señor Mezki, que no hizo nada de eso, y al que ahora alguno de sus cofrades me impone el deber de ser yo quien le pida (¿por favor?, ¿en una instancia con póliza presentada dónde?) que retire el libro que nunca debió colgar. Perdonadme pero como se decía antes, pa mear y no echar gota.

Adruki o Mezki. That is the question.

Más abrazos.

Post-postdata del 27/11 por la tarde: Tras un debate interno entre los que hacen epubgratis.me, han decidido, lo que les honra, retirar el libro, por lo que el enlace de arriba, que funcionó durante dos días, y usaron 2.000 personas, ha dejado de estar operativo. Lo ha retirado el propio Mezki, alentado por otros, y tras declarar que nunca me leyó avisa que nunca colgará ni leerá nada mío. Bueno, creo que podré seguir viviendo, como viví hasta ahora sin su lectura, y espero que tanto él como otros hayan entendido que hay cosas que no se deben hacer, aunque sean impunes, que era de lo que se trataba. Les reconozco (cosa que otros no tienen) la capacidad y la dignidad de rectificar, y me disculpo por si fui o soné innecesariamente acre. Simplemente traté de ser contundente y de llamar a las cosas por su nombre, por feo que resulte, que a veces nos perdemos en eufemismos. A ver si la próxima vez alguien piensa que no hay que esperar a que aquel a quien perjudicas te diga que le estás perjudicando para no perjudicarle, y mucho menos imponerle la carga de decírtelo, de tal o cual manera. Si lo he logrado, me daré por satisfecho.

49 comentarios:

Expatriado dijo...

Entiendo tu disgusto, Lorenzo, pero al menos uno de tus argumentos es falaz; Relacionar el número de (supuestas) descargas con un perjuicio económico supone establecer que quien descarga el libro de forma gratuita lo compraría si no pudiese hacerlo. Como en cualquier argumento falaz, que en alguno de los casos sea cierto no significa que el razonamiento sea válido.

Por cierto, compro tus libros ¿eh?. A lo que voy es al razonamiento.

Ánimo y un saludo

Silva, Lorenzo dijo...

No es ése mi razonamiento, Expatriado.

Quien descarga el libro obtiene el producto y lo disfruta, luego devenga el derecho de quien lo creó. Y no lo satisface, eso es un hecho.

Y cuando el precio es tan bajo, podemos concluir que si no lo compra es porque puede birlarlo, no porque el precio le disuada.

Así estamos, y así pasa que en un país (llamado España) se vendan 400.000 ereaders a ciento y pico euros de media, y muchos menos ebooks, cuando pueden comprarse (los míos) desde 2,49.

Pero vamos, no deja de ser un aspecto, lo de menos aquí es cifrar el importe concreto del perjuicio: que lo hay, y que es impune, es innegable.

Silva, Lorenzo dijo...

Ah, y gracias por los ánimos, Expatriado, y por contribuir a que este mercado funcione de una vez de forma lo más eficiente posible para todos: autores (que vean retribuido su trabajo) y lectores (que deberían acceder legalmente a los libros en las mejores condiciones posibles, que algunos luchamos para que sean mejores de lo que son).

Melduana dijo...

Querido Lorenzo:

Soy lectora y admiradora tuya. He leído todos tus libros. He disfrutado de tus tramas y aún más de tu prosa. Valoro mucho al novelista que es capaz de contar una historia, dotarla de interés y mantener al mismo tiempo cierta elevación en el lenguaje, cierta profundidad en el pensamiento, que se echa de menos en los best sellers y que marca la diferencia entre el mero entretenimiento y la lectura que deja huella.

De todos esos libros tuyos que he leído, sólo he comprado uno. Los demás me los he bajado de páginas como la de Mezki. Por eso no doy mi nombre ni doy la cara, como tú haces, porque supongo que soy una especie de delincuente, una ladrona o una bandolera, y sabes que no es sensato que individuos de tal calaña andemos por ahí con la cara descubierta.

Leo una media de tres o cuatro libros a la semana. Si no fuera por páginas como la de Mezki, tal como están las cosas, no podría permitírmelo, ni siquiera con esos precios de 5'99. Primero es comer, pagar la luz, el agua, la gasolina... Ya sabes. Y la conexión a internet, claro, que me da acceso a todo lo que no puedo permitirme. Por eso puedo decirte que no es verdad que hayas perdido 200 o 300 euros. Si yo no pudiese bajarme tus libros gratis, no me iría a comprarlos, simplemente no los leería.

Me da pena esta entrada de tu blog, quizá porque te entiendo, quizá porque pienso que tienes razón, que te estoy robando. No me daría tanta pena si no te hubiese leído y no me sintiese conectada a ti a través de ese vínculo tan especial que se establece entre un lector y el escritor que le gusta.

¿Qué quieres que te diga? ¿Que siento haber leído tus libros sin pagar? No sería cierto. No lo siento en absoluto. Ni sé tampoco cuál es la solución a este conflicto.

Sólo tengo una pregunta: sinceramente, ¿preferirías que no te hubiese leído? Necesito que me lo digas a la cara, aunque sea a esta cara tapada de ladrona. Y te prometo una cosa, querido Lorenzo: si me dices que sí, no volveré a descargarme gratis un libro tuyo. Procuraré ahorar.

Un abrazo.

Unknown dijo...

Buenos días. Yo leo, y compro, el trabajo del Sr. Silva por las mismas razones que Melduana, pero ahorrando ese dinero de otras cosas. Es mi opción. No leerle, no es una opción. Me gusta demasiado. Tampoco creo que robarle sea una opción, la verdad. Quizá otra opción sean las bibliotecas públicas, algo mas incómodas que las descargas ilegales, quizá, pero mas honestas que robar a quien te gusta, aunque no lo bastante para gastarse cinco euros en pagar su trabajo. Solo es una opinión, claro.

Angel Luis dijo...

Comprendo, y comparto, perfectamente las razones de Lorenzo y no tanto las de otros comentarios vertidos aquí.

Personalmente pienso que leer libros no es una cuestión fundamental para la vida, como comer, por ejemplo. Hay mucha gente en el mundo que no lee libros, por desgracia, y sigue viviendo. Y además están las bibliotecas, que no se nos olvide, donde podemos leer todo lo que queramos hasta hartarnos y por el momento gratis.

Todo el mundo tendrá o inventará una justificación para hacer lo que hace, sobre todo sino tiene que poner la cara por delante.

Digo aquí que leí libros de Lorenzo Silva cuando no estaban digitalmente disponibles pero le oferté personalmente pagárselos. El lo puede corroborar y hasta lo dijo en prensa.

Ahora no hay excusa, Lorenzo Silva ha puesto hace meses sus libros disponibles en digital a unos precios más que razonables.
Yo voy comprando poco a poco sus libros, libros que ya tenía, que ya he leído incluso en papel. Por "La Sustancia Interior" he pagado dos veces, una en papel y otra en digital. Sea justo o no a mí me apetece hacerlo y creo que es de recibo, al menos con este autor que ha demostrado su sensibilidad para con lo digital.

Lamentablemente no solo es díficil poner puertas al campo sino ventanas cerradas al cielo. Pero algo habrá que hacer o al final no leeremos porque nadie escribirá, salvo que se proponga hacerlo gratis de antemano.

Un saludo

Angel Luis Domínguez

Silva, Lorenzo dijo...

Gracias a todos.

A Melduana le puntualizo que no digo que yo haya perdido 200 o 300 euros, sino que los he generado con esos 300 aprovechamientos, y que los ha hecho suyos otro. Es un matiz, a lo mejor difícil de aprehender, pero si lo piensas está muy claro. La cuestión es si es justo que esa riqueza generada ni la huela quien la genera.

Y no te he llamado ladrona, no creo que lo seas, simplemente te has aprovechado del expolio que ha hecho otro al que nadie se lo impide. Si no tienes medios, lo entiendo y no te censuro (en realidad no censuro a nadie, sólo describo comportamientos, los califico con arreglo a su naturaleza y me pregunto si es inexorable que se produzcan). Aunque me gustaría que estuvieras segura de que no tienes otra alternativa que servirte de la acción de esta gente que está actuando contra la voluntad del que creó lo que disfrutas.

Atticus dijo...

Creo, Lorenzo, que la argumentación de Expatriado es impecable: mucha gente no compraría el libro porque no puede. Lo que no te quita la razón, pues el fondo de tu post es otro; y, además, me gusta como planteas el tema: desde la justicia y no desde esa común letanía lastimera.

A mí me pasa lo mismo que a otros que comentan: leer forma parte de mis actividades diarias (no recuerdo un día sin leer en mi medio siglo de vida). Problemas de espacio en casa me han obligado a dejar (casi) de comprar libros, pero la solución es bien barata y está al alcance de todos: se llama bibliotecas públicas. Son más que baratas: gratis total, el ideal de cualquier "pirata". Aprovecho para decir que también en ellas se roba, lo cual ya es incomprensible, que alguien se apodere de lo que puede disfrutar siempre (y todos).

Aún no me he incorporado a la lectura digital y quiero creer que pagaré, especialmente si los precios son accesibles, como parece el caso. Es curioso: sólo tengo dos libros tuyos y, sin embargo, los he leído casi todos, es más, "El alquimista impaciente" y "La estrategia del agua" los he comprado varias veces. Aprovecho para decirte que el Vila de esta última novela es también el hombre que somos muchos. Algunos amigos me han dicho: "No la leas, te va a doler". Pero soy un adicto, la leí en cuanto se puso a la venta, y me dolió. Y por eso te doy ahora las gracias; los que la conozcan sabrán que es un tema espinoso abordado valientemente

Me he ido del tema. Disculpa. Ocurre siempre que uno habla de libros y de pelis, que la conversación es tan amigable como errática.

Silva, Lorenzo dijo...

Gracias, Atticus, sobre el perjuicio, me remito a lo que digo a Expatriado y Melduana: es el perjuicio hipotético si los libros se hubieran vendido, y es evidente que la obra se aprovecha como si vendida fuera, es decir, la riqueza se genera, se disfruta y el creador no recibe, por todo ello, una remuneración a la que tiene derecho, moral y legal. Mientras que otros oscuros agentes sí que mojan en la salsa.

Tengo una pregunta. ¿Por qué somos los autores los que surtimos gratis a la gente de lo que no puede pagar? ¿Por qué no Iberdrola, Movistar, Gas Natural, Mercadona, El Corte Inglés, Repsol, etcétera, etcétera, etcétera? ¿Cuál es el fundamento racional o de justicia que determina esa asimetría?

De eso hablo. Como bien dices, ni soy de llorar ni en llorar estoy, ni ahora ni nunca.

Atticus dijo...

La pregunta que planteas ya me la he hecho yo alguna vez. Creo que las bibliotecas hacen una grandísima labor, pero lo que dices es verdad. Me voy a ir a comprar a El Corte Inglés y se lo voy a preguntar al jefe. Llaman a seguridad, fijo.

Yo he planteado en mi instituto (soy profesor de secundaria) varias veces algo parecido. La gente debería saber que hacemos muchas tareas por las que no nos pagan nada: talleres, cine-club, revista, certámenes literarios, actividades extraescolares, etc. Todo en nuestro tiempo libre. A menudo lo he planteado y me he encontrado con la incomprensión incluso de mis compañeros. La última vez sugerí a mi directora que llamase a un fontanero vocacional, que Telefónica no nos cobrase puesto que es por una buena causa, etc. Creen que es una "boutade", pero no. Muchas veces me dicen que escriba para la revista o (sucedió el jueves pasado) que colabore con el departamento de matemáticas... escribiendo una obra de teatro sobre la vida de matemáticos ilustres. Obviamente, se supone que, como me dijo una jefa, "a ti no te cuesta", "se te da bien", etc. O sea, como al electricista o al de la calefacción: también se les da bien, seguro que hasta les gusta, pero 40 € por desplazamiento y 50 € la hora. A ver qué profesor pide eso.

Por cierto, en la Biblioteca de mi instituto están permanentemente prestados los dos libros anteriormente citados y el último aparecido; tengo que llamar al orden (soy el bibliotecario) a la usuaria de "Niños feroces", que se ha pasado del plazo reglamentario. Y también a una alumna, cuya familia tiene pocos recursos, pero es la mayor lectora de todo el instituto, porque este curso hay alguna semana que no se lleva ningún libro. No todo está perdido

Silva, Lorenzo dijo...

Lo sé, Atticus.

Y que no nos falte quien siga haciendo cosas por las que no cobra. Quien me conoce sabe que ha sido mi regla desde el principio no cobrar, ni mucho menos, por todo lo que hago, pero que a quien toma esa opción se pase a ya directamente creer que hay derecho (fundamental) a no pagarle... En fin, lo mismo que me cuentas, mutatis mutandis.

Angel Luis dijo...

Curioso tema el que se plantea. Nunca he entendido que si a alguien se le estropea el coche, lo lleve al taller para que se lo arreglen y si se le estropea el ordenador llame a a un amiguete para que "se tome una cerveza" y de paso lo arregle. ¿No hay amiguetes mecánicos?.

Hay ciertas cosas que se asumen, MAL ASUMIDAS, como gtatuitas.

Saludos

Angel Luis Domínguez

PopChubby dijo...

Increíble la fijación de este señor con epubgratis.me, no se si es manía o en realidad quiere crear polémica para publicitar la web (al estilo telecinco). La primera vez que escribió sobre la web es porque alguien iba a subir un libro y al final no lo hizo, y ahora porque alguien lo ha subido, y claro, es mejor soltar la parrafada en lugar de decirle a Mezki que le hace ninguna gracia que su trabajo se difunda por la patilla y encima se jacte de hacerlo rápido. Pero veamos esto:
http://epubgratis.me/taxonomy/term/626
La lista de los libros mencionados en epubgratis.me (que no colgados) de este señor, si los cálculos no me fallan son 2 libros, uno editado y mencionado con su permiso y otro no... increíble el daño moral que hace esa maldita web. Mientras, en otros sitios puedes bajarte todos sus libros y en varios formatos, pero esos no se merecen 3 menciones en su blog, interesante.

Fran García dijo...

Lorenzo, en una cosa no estoy de acuerdo contigo. Copiar no es robar.
http://www.youtube.com/watch?v=ef-OExpQEcU

Si se pudiese copiar la energía, el gas, el agua, la comida, lo copiaría sin ningún tipo de reparo. Si se pudiesen generar cosas de la nada (coches, casas, ...) generaría todas las que necesite sin planteármelo ni un segundo. Porque en ese caso, no estaría dejando a nadie sin coche, casa, gas o electricidad al obtener mi copia. Y, ojo, el generar estas cosas gratuitamente perjudicaría a las empresas que están cobrando por ellas en la actualidad. Lo mismo decían los vendedores de hielo y los fabricantes de coches de caballos, y al final todos hemos terminado con una nevera y un coche en casa.

Imagina que soy un manitas y me construyo unos pedazo de paneles fotovoltaicos en mi casa que generan toda la electricidad que necesito, ¿le estoy robando a Endesa? Endesa ha hecho un gran esfuerzo construyendo centrales hidroeléctricas, térmicas, instalando cables, transformadores,... ¿debo sentirme culpable por generar energía de forma "gratuita" a partir del astro rey? Si le pago a Endesa en lugar de hacer eso, es porque me aportan algo que no obtengo por mi mismo (ya sea comodidad, calidad de servicio, rapidez en solución de incidencias, ...).

Angel Luis dijo...

Copiar no es (técnicamente) robar, porque no se priva a nadie de su posesión, cosa que si ocurre cuando robas.

Pero copiar un material digital es UTILIZARLO SIN PERMISO, salvo que lo copiemos para no utilizarlo y solo con vistas a si algún día cierran la página de marras y otras muchas que tiene muchos más libros de Lorenzo y de otros.

Otro "xxxx", no sé si ladrón, copista o compartidor, acaba de subir el último libro de Lorenzo Silva, "Niños feroces". Ahora ya no hace falta ni emplear un tiempo y darle al escaner, con comprarle en digital y "despiojarle" ya está listo para "compartir" y hacer un beneficio a la humanidad, toda la humanidad menos Lorenzo Silva y sus editores.

Me parece que necesitamos todas las partes implicadas un "rearme moral" en este asunto de las copias y del "todo gratis" en internet. Las editoriales que no puiblican en digital porque no publican, los que lo hacen por que son caros y los que lo hacen a un precio razonable, y eso va en opiniones, porque .......

Apañados estamos

Saludos

Angel Luis Domínguez

Silva, Lorenzo dijo...

Popchubby, me remito a la postdata en la propia entrada del blog.

Fran, puedes engancharte a Endesa sin contador. Trabajé diez años en una empresa eléctrica, lo hace mucha gente. Lo que consumes se computa como pérdidas y no dejas a nadie sin luz. La red de Endesa lo aguanta perfectamente. Aunque haya 20.000 como tú. La diferencia es que si te pillan vas a la cárcel, y que Endesa inspecciona. Por eso tú no tienes lo que hay que tener para hacerlo. Otros, sí.

Y no lo he llamado ladrón del libro, sino del esfuerzo ajeno. Eso es lo que se ha apropiado Mezki, presentándolo como propio y etiquetándolo con su avatar en el que le falta al respeto al niño que fue.

Melduana dijo...

Lorenzo, gracias por contestar. Tienes razón.

Tus libros los tomaré prestados en la biblioteca. No sé muy bien por qué es mejor. Si no me equivoco, ni a la editorial ni a ti os pagan nada porque yo retire el libro. En cambio, a mí me cuesta dos horas de tiempo, entre ir y venir, más la gasolina. Es lo que tiene vivir en un pueblo. Sin embargo, prefiero a eso a la certeza de estar leyendo algo contra la voluntad del autor, como tú expresas tan bien.

Para quienes recomiendan las bibliotecas públicas, que sepan que no tienen que vendérmelas, sé cómo usarlas. Mi bibliotecario es un gran documentalista, un amimador cultural muy activo y un conversador sorprendente. Se llama Javier.

Y en cuanto a la necesidad o no, como dice Ángel Luis, leer no es como comer. Además, afortunadamente y de momento, no tengo que elegir entre leer y comer. La elección es entre comprar un libro y hacerle un regalo mejor a mi madre esta navidad, entre comprar un libro y tomarme unas cervezas el viernes con los colegas, entre comprar un libro y llamar al fontanero a ver si arregla el grifo que gotea de una vez... Esas cosas. Nada grave.

Y si todo fallase, siempre nos quedarán los clásicos.

Gracias otra vez, sobre todo por intentar comprender. Un abrazo.

Silva, Lorenzo dijo...

Gracias, Melduana.

Y si un día te va mal ir a la biblioteca, me dices que libro quieres y yo te mando el epub. O en papel, dedicado, como prefieras.

Un abrazo.

Melduana dijo...

Te tomo la palabra ;-)

Expatriado dijo...

Pues a mi me encantaría que uno de mis libros de Bevilaqua y Chamorro estuviese dedicado por ti, Lorenzo. Como en su momento te conté, lo leí de forma "inmoral", vía internet, pero lo compraré en papel (los libros siguen siéndolo si son de otra manera?) cuando vuelva de mi lejano expatriamiento, las próximas navidades. Por suerte, podré pagarlo (al menos ése).

En cualquier caso, y de nuevo entendiendo tu disgusto, no veo en autores de tu altura ni en las editoriales, la constatación de algo que me parece obvio: de medios inmorales también pueden aparecer lectores "de pago", ¿o no?

En mi caso, considero una suerte haber encontrado a mis escritores de cabecera y, cada vez que encuentro alguno, no dejo de pensar que nos podríamos haber cruzado (lector y escritor) sin haber llegado a coincidir. Muchas veces se parece demasiado a una casualidad.

Melduana dijo...

Ah, y por participar en el debate con algo que no sean valoraciones y experiencias personales, yo creo que la mejor solución a este conflicto sería crear una espece de Spotify de libros, con publicidad y restricciones para los usuarios gratuitos y barra libre para los de pago. Así habría dos tipos de ingresos: las cuotas y los anunciantes. Estoy segura de que funcionaría, el problema es poner de acuerdo a todos los que intervienen en el negocio.

Y ya me callo.

Silva, Lorenzo dijo...

A ella me atengo, siempre. Melduana.

Y Expatriado, siempre doy al que me pide, cuando merece la pena.

No excluyo que los mecanismos irregulares puedan ser útiles para difundir una creación, siempre lo han sido, ya antes de Internet. Y no persigo que se persiga a esta gente con perros, ni mucho menos. Sólo trato de hacer comprender que estos medios y estos modos no deben ser la norma, como ocurre ahora. Eso no es sano para nadie, a la larga.

José Luis dijo...

Creo que se demuestra que tu forma de proceder lleva a más éxitos que la que apuesta por medidas coercitivas y de imposición. Como comentaba en mi artículo lo importante es que este tipo de artículos nos pueden hacer reflexionar y si al final pueden servir para que todos tomemos conciencia del problema y de que la solución puede estar en nuestra mano, mejor que mejor.

Saludos

Romanoski dijo...

Ánimo, porque lo tienes complicado...

Por cierto, yo adquirí completa tu serie de Bevilacqua (espero haberlo escrito bien) y Chamorro en digital. Me pareció que tu oferta era muy atractiva y la diferencia entre el papel y el digital era muy signifitativa. Creo que esta diferencia es muy relevante para introducir el libro digital.

Por otro lado, creo que hay mucho Diógenes Digital por la red, esto es, gente que descarga y descarga y lo único que hace es archivar y archivar...

Ánimo de nuevo (y tras romanoski estoy yo Román Santos)

Polvere dijo...

Fue futíl que la agarraras en contra de Mezki. Somos miles los que múltiplicamos la cultura por la cultura, si eso nos hace ladrones, entonces dejaremos de piratear y aceptaremos que !viva la muerte¡ y que !Muera la inteligencia en manos del dinero¡

Lorenzo, tú usas internet y te beneficias de ello. Y te puedo asegurar que quien generó esta riqueza no huele en metalico el fruto de su esfuerzo por tu parte. Lo huele en gloria. Los paradigmas estan cambiando. Ya no se puede ser tan objetivista.

Cong-Fu-Xion dijo...

Creo que ningún juez de este país condenaría a Mezki por robo, a no ser que pudieras demostrar su afán de lucro, y sin embargo le llamas ladrón y otras muchas cosas. A mi eso me daría pie a llamar ladrones a escritores y editores que se aprovechan de la ley de precio único para vender los libros al doble de precio que en otros países (ver precios de ediciones españolas en Barnes & Noble)
Por otra parte, comparas tu indefensión como propietario intelectual no con el ciudadano de a pie, al que dificilmente le protegen por ejemplo del robo de su bicicleta, sino con dos banqueros, por lo que da la impresión de que lo que pides no es la igualdad de trato con el común de la gente sino los privilegios de algunos.

Scatsy dijo...

Me pregunto yo, sr. silva, si tiene los derechos de las imagenes que cuelga usted en su blog.

Silva, Lorenzo dijo...

Gracias Román y José Luis, una vez más. por vuestras palabras y por usar vuestro nombre y apellidos. Eso marca una diferencia en un mundo de avatares.

Y hablando de avatares, Sr. Scatsy, la mayoría de las imágenes de este blog son fotos que yo mismo hago, o están en el dominio público, o están en copyleft, pertenecen a amigos o socios (como los editores) que me autorizan. Cuando no es así (por ejemplo la que abre este post) es porque la entiendo comprendida en el derecho de cita. Es un atajo un poco burdo querer equipararme, sobre esa base, con alguien que fusila a destajo libros ajenos. Los griegos lo llamaban demagogia.

Y siguiendo con avatares, señores Polvere y Cong-Fu-Xion, no aspiro que se me proteja ni más ni menos que al dueño de bicicletas, cuyo sustractor, si lo hace delante de un policía, tiene algún problemilla que no tiene quien se apodera del esfuerzo creativo ajeno (de eso, de ese esfuerzo, es de lo que dije y no me apeo que Mezki fue ladrón) a plena luz del día y hasta con arrogancia.

Scatsy dijo...

Espero entonces que esa minoría de imágenes con copyright o sin copyleft las retire de su blog para ser coherente con sus argumentos.

Por otra parte, la estupidez de los "avatares" es digna de un escolar, no tiene alguien mas razón que otra persona solo por usar en los comentarios un supuesto nombre real que un nick; el cual, en mi cas, si lo bsca en internet no solo encontrará mi nombre real, si no que encontrará fotos mias, no tengo nada que esconder.

Y para terminar, no entiendo esa fijación con epubgratis.me, hay decenas de páginas que distribuyen su "obra", ¿por que no dice nada de ellas?.

Silva, Lorenzo dijo...

No voy a censurar tu comentario, Scatsy, aunque no sepas respetar la inteligencia de tu interlocutor o incluso te permitas la arrogancia de negarla.

Lo que no voy es a contestarlo. Me exime su contenido y no tengo por qué hacer labor de detective para saber quién eres. Pon tu tarjeta sobre la mesa. A algunos empieza a parecernos que esta costumbre de pisar fuerte con antifaz no es de buen gusto.

Scatsy dijo...

Respeto su inteligencia, si no fuera inteligente no organizaría estas polémicas para darse publicidad (un recurso un poco gastado por otra parte por muchos "artistas").

Pero hasta la persona mas inteligente dice estupideces en ciertos momentos, la de los "avatares" es una ni mas ni menos.

quien quiera "encontrarme" lo tiene muy facil, lo que no voy a hacer es crearme otra cuenta de google con mi nombre real por dos motivos, el primero es que ya esta cogida y el segundo por que es mas comodo usar la cuenta que ya tengo, no tengo por que cambiarla por una estupidez.

Pero lo que quería decir ya está dicho y aunque usted no haya querido contestar, en el fondo ya lo ha hecho.

Silva, Lorenzo dijo...

Que sí, Scatsy.

Qué vida más difícil, la de los avatares.

Miguel Ángel dijo...

Hay un problema muy grave: No valoramos los productos culturales ni el esfuerzo que hay detrás de ellos. Hasta que no entendamos eso no habrá una solución factible que contente a todos. De todas formas, no estaría mal, por ejemplo, abaratar el precio de los ebooks. Lamentablemente alguna acción como la que comentas en el post seguiría ejecutándose

Roswell dijo...

No suelo comentar por aquí, y menos aún cuando se habla sobre estos temas porque me parece que por el momento toda discusión es inútil: mientras no valoremos como lectores el trabajo de un escritor y lo pongamos al mismo nivel que otras profesiones (muchos lo hacen, pero hay una gran cantidad que no), y mientras las editoriales no terminen de adaptarse al e-book y encuentren la forma de bajar los precios ( muchas lo han conseguido, así que no es imposible) el debate seguirá y muchos escritores y lectores continuarán enfrentados.

Como digo, no suelo comentar pero es que me parece que se están alcanzando unos extremos de poca vergüenza que empiezan a clamar al cielo.

Yo soy escritora pero antes de eso fui y soy lectora. Todavía no he publicado nada así que por el momento puedo situarme de forma más objetiva, tanto como lectora que soy como escritora que no ha sufrido ninguno de estos asuntos de "robo" de su material sin permiso (toco madera).

Lo que me parece increible es que haya gente que considere normal lo de subir un libro a internet (o copiar un ebook o lo que sea) para que otras personas se lo puedan bajar gratis. Y no sólo lo consideran normal sino que lo ven como algo positivo, como una buena acción que realizan por el bien de los lectores.
Yo entiendo perfectamente que no todo el mundo pueda gastarse 20 euros en un libro a la semana (yo soy la primera que no puede, puesto que soy estudiante y no tengo trabajo)y que tampoco quiera/pueda gastarse 10 o 15 euros en un libro en formato ebook (teniendo en cuenta que fuera de España los precios por ebook rondan los 2 euros o incluso menos; a mí también me parece una barbaridad que se cobre tanto) pero la solución no es copiar los libros y ponerlos a disposición de cualquier lector gratis. Lo siento pero no.

Los que hacen eso piensan en el bienestar de los lectores, y me parece genial, ¿pero se paran a pensar en los autores?
¿Saben las horas que puede dedicar un escritor a escribir un libro? (yo tardé 6 años en documentarme y escribir mi primera novela). ¿Saben la cantidad de dinero que cobra un escritor por un libro? (alrededor de 1 euro o 2 según tengo entendido).
Y vale, los escritores como Lorenzo Silva y todos aquellos que ya tienen un nombre hecho probablemente no se van a ver perjudicados económicamente por que alguien ofrezca sus libros gratis en internet, ya tienen a sus fieles lectores que seguirán comprando sus libros, ¿pero qué hay de aquellos menos conocidos? Los que menos ganan son los que más acaban perdiendo.

Pero dejando a un lado el tema del dinero (que lamentablemente son pocos los escritores que pueden vivir de sus libros incluso aunque estos no se ofrezcan gratis en internet) lo que me molesta es que no se de importancia al esfuerzo del escritor, que se de por hecho que el trabajo de un escritor es propiedad de todo el mundo "porque la cultura es gratis" o porque como su trabajo es fácilmente "copiable" ya está permitido hacerlo, o porque como el fruto de su trabajo es ocio para otros ya debe ser propiedad pública.

(sigo en el siguiente post)

Roswell dijo...

Nuestro trabajo (ahora hablo como escritora) aunque no sea un trabajo físico, sigue requiriendo un esfuerzo, requiere mucho tiempo, requiere unos estudios, requiere unos conocimientos, requiere horas y horas y horas delante de una hoja o una pantalla, escribiendo, y requiere horas de búsqueda de información, documentándote. Lo que vemos en la librería, lo que muchos se leeremos y disfrutaremos durante unos días para luego devolver a la estantería, es el producto de un trabajo.
Sí, un libro puede ser solo ocio, no ser indispensable para vivir, pero aún así es el fruto del esfuerzo de alguien.

¿Qué nos da derecho a apropiarnos del trabajo de otra persona? ¿Que las editoriales ponen precios excesivos?
Vale, lo puedo entender como justificación aunque no lo comparta, pero hay autores que, como Lorenzo, ofrecen sus libros a precios decentes.

¿Por qué pagar aunque sean 2 euros por algo que puedes conseguir gratis?
Porque vas a disfrutar de algo que le ha costado hacer a alguien, simplemente.

Cuando valoremos como lectores el trabajo de los escritores y las editoriales y escritores den facilidades a los lectores para acceder a él ya no habrá necesidad de hablar de ladrones ni de ejercer de policias.
Lorenzo Silva está dando facilidades para acceder a su trabajo, ¿no es hora de responderle valorando su esfuerzo?

Siento la parrafada :)

Silva, Lorenzo dijo...

Muchas gracias, Roswell, por tu parrafada.

Bateriano dijo...

Estimado señor Lorenzo Silva:

Soy usuario ocasional de la página epubgratis.me y he de decirle que me ha llamado la atención de sobremanera esta entrada de su blog. Comprendo muchos de sus puntos de vista pero discrepo de otros.
No me parece nada bien que usted cargue las tintas directamente y exclusivamente contra Mezki, que es simplemente uno de los muchos editores que suben libros a la página en cuestión. Seguro que ese editor (así llamamos a los usuarios que cogen un archivo cualquiera y lo maquetan y editan para transformarlo en un epub decente que se lea bien en cualquier dispositivo del mercado) no quería causarle a usted ningún perjuicio porque sí o porque le cayera mal, simplemente (y así lo expresa en la sección del foro al que usted hace referencia) subió su libro porque un usuario de la web le había hecho esa petición, porque es usted un autor valorado y reconocido.

Veo que hace mucho hincapié en la publicidad que aparece en los enlaces de descarga. Yo creo que usted sabe que esa publicidad nada tiene que ver con epubgratis.me y que nadie de esa página se lucra con ella, de hecho todo lo contrario, cuesta dinero mantener los servidores de la misma. También sabe usted que esa publicidad aparece en los servidores de descarga y que éstos son grandes empresas que mueven cifras millonarias y que tienen sede en Singapur, Hong Kong o Taiwan, entre otros.
Los editores utilizan estos servidores porque son lo más rápido y cómodo para compartir y porque permiten descargarse el epub directamente al iPad (o cualquier otra tableta), cosa que de otra forma sería imposible. Pero si el grave problema es la publicidad ¿qué ocurriría si se colgara el libro con un enlace torrent o dropbox que carecen de ella? ¿entonces ya no habría problema? ¿o en realidad lo verdaderamente problemático es el mero hecho de que trescientas y pico personas hayan descargado su libro sin pagar un duro a nadie? o ¿qué pasaría si transformaran la página en una especie de biblioteca virtual donde un usuario sólo pudiera sacar un libro de un "host" cualquiera cada 15 días? ¿ya no habría problema?

Estoy completamente de acuerdo en que a usted le ha costado un gran esfuerzo escribir sus obras, pero creo que ese esfuerzo no le da derecho a reclamar cobros. Usted tiene derecho a reclamar esos dividendos de sus ventas, no de su esfuerzo. Y usted vende porque lleva muchos años en el oficio haciéndose un nombre, porque ha ganado premios, porque su editorial le hace publicidad, porque aparece en las portadas de las tiendas virtuales y físicas y principalmente porque es un buen autor que escribe buenas historias.

Continua en el siguiente mensaje...

Bateriano dijo...

Mire usted, comprendo su problema porque soy músico. Soy miembro de una banda a la que le invito a escuchar, se llama eXIT y nuestra página web es exitmusica.com. Tenemos un disco editado y otro que está en camino (está siendo un parto largo y difícil pero ya vemos el final del túnel). Resulta que hemos dedicado mucho tiempo (no se imagina usted lo que cuesta componer una buena canción y luego arreglarla bien y producirla decentemente) y mucho dinero (20.000€ aproximadamente cuesta grabar un disco medianamente decente) y no hemos obtenido nada a cambio. Hemos puesto mucho esfuerzo, tiempo y dinero y no hemos obtenido ningún rédito de ello. Y sabemos, que por mucho esfuerzo y dinero que nos haya costado, no tenemos ningún derecho a exigir a nadie réditos económicos por ello. Simplemente, aun no hemos tenido la suerte de conseguir un espaldarazo que nos permita tener algo de publicidad para que el gran público nos conozca.
A pesar de ser relativamente desconocidos, tenemos seguidores, y muchos de esos seguidores se han bajado nuestro disco. Pero nos da lo mismo. Sabemos que ya no se venden discos; bueno, las grandes bandas y solistas anglosajones sí (por ejemplo Coldplay vendieron 8 millones de "Viva la vida"), pero me refiero a las bandas de aquí. Esas pequeñas bandas, que también tienen algo que decir, ya tienen asumido que ya no se venden álbumes y, aunque algo se vendiera, de ahí no se iba a sacar ni para amortizar la inversión de la grabación y, que por lo tanto, lo único que nos puede dar algo de comer son los directos.
Y éste es el verdadero quid de la cuestión. Usted no puede hacer directos y eso es un problema. Usted depende única y exclusivamente de la venta de sus libros.

Por eso, a pesar de hacer uso de epubgratis.me, también compro libros electrónicos, a mi juicio a precios desorbitados, pero lo hago. Además de tener precios altos, sobretodo comparados con los de EEUU (ejemplo: El temor de un hombre sabio, 11,04€ en EEUU, 18,24€ en España), tenemos que aguantar la protección DRM, que sólo sirve para dar por saco. ¿Sabe usted que por culpa esa protección, si compro un libro en fnac.es, por ejemplo, sólo puedo leerlo en mi lector Sony pero no puedo hacerlo en el iPad? ¡Tengo que quitarle esa protección, que se supone que hacerlo es ilegal, para poder leer un libro, que he comprado legalmente y que es mío, en un dispositivo que también es mío y está perfectamente capacitado para la lectura de ese libro! Es como si nos compramos un libro de papel y nos dicen que sólo podemos leerlo en el salón, pero que en la habitación el libro no se podrá abrir y que por lo tanto, no podrá leerlo ¿No es para mear y no echar gota?
¿Sabe que compré un libro en esa tienda virtual y no me funcionaba en mi lector? Me daba error al intentar abrirlo. Tuve que quitarle la maldita protección DRM para mirar en las entrañas del archivo y darme cuenta de que no era un epub que cumpliese los estándares. Le comenté el problema a la fnac y no me hicieron ni un ápice de caso. Total, que esa maldita protección solo sirve para dar por saco, porque proteger no protege nada ya los duchos en la materia la quitan sin pestañear. Claro, en casos flagrantes como éste es donde entra epubgratis.me.

Continua en el siguiente mensaje...

Bateriano dijo...

Luego está el tema de no encontrar el libro digital que buscas porque a la editorial de turno aun no le ha dado la santísima gana de editarlo digitalmente. Es lo que me pasó con Canción de hielo y fuego. Me compré el primero en papel, me encantó, pero es un tocho considerable y decidí que no quería renunciar a la comodidad de mi ebook, por lo que quise comprar los siguientes tomos (que son aun más grandes) en epub, y cual fue mi sorpresa al ver que la súper exitosa saga de George R.R. Martin no estaba a la venta en ninguna tienda de ebooks en español (en ingles sí, por supuesto). Y aquí es donde vuelve a entrar epubgratis.me.

¿No cree que la industria española editorial está muy rezagada con respecto a los usuarios? ¿No cree que las cosas se pueden hacer mucho mejor? ¿No cree que, sin mucho esfuerzo, podrían tratar al usuario como se merece?

Y aquí es donde quiero felicitarle sinceramente. Me parece de chapó lo que usted ha hecho con sus libros. Los precios son justo lo que yo siempre había querido que algún día pasara con los ebooks. Sus anteriores obras por 5€ y las novedades a 9,99€ me parecen precios justos, reales. ¿Cómo lo ha conseguido? ¿Es usted su propia editorial? ¿Su editorial es la única que tiene cabeza en este país? ¿Les ha presionado usted para que pongan esos precios? Le animo encarecidamente a que intente convencer a sus colegas de profesión de que ese es el camino (Pérez-Reverte creo que también lo tiene claro y ha puesto su nuevo Alatriste por 9,99€) .


No he leído nada suyo aun, pero mi intención es hacerlo tarde o temprano. Mi madre se compró tres libros suyos en papel, El alquimista impaciente, La flaqueza del bolchevique y El ángel oculto y le encantaron. Pero yo soy más "digital" y me gustaría leerlos en formato electrónico. Ya que mi madre tiene esas tres obras suyas en papel ¿me daría usted permiso para descargarlos y así poder leerlos en mi ebook? No obstante, le aseguro que si me gustan pienso comprarme el pack de 6 títulos de la serie Bevilacqua y Chamorro por 14,99€ (por que me parece un precio cojonudo por 6 buenos títulos).


Y con esto me despido. Un cordial saludo.

P.S. Disculpe la encíclica del papa que me ha salido ;)

cadetes dijo...

Si se comparten sus principios es razonable compartir sus conclusiones. Sólo basta negarse a reconocer la propiedad privada o a hacer prevalecer la pública sobre la privada para convertir ese argumento en una falacia. Pero así hemos entrado en el tercer milenio DC y el próximo gobierno tardará muy poco en hacerse con el esfuerzo de mi trabajo vía subida de impuestos. Impuestos que curiosamente un escritor no paga por su trabajo, por el que no recibe -salvo excepciones- remuneración, sino por el efecto de su trabajo. En esto tiene una diferencia con los músicos y con el resto de profesiones.

Me encantan sus libros y siempre los he disfrutado desde una biblioteca pública. Gratis. Como ahora.

PILAR dijo...

Mezqui de mezquino, por supuesto. No tiene perdón el que se aprovecha del trabajo ajeno. Comobien dices, tienes una sección en la queofreces tus escritos sin coste alguno. Además no eres un autor de los caros, es decir, tus libros son asequibles si esperamos un poco a que pase el boom de la primera edición, y muy asequibles si los adquirimos en ebook. No, no es justo. ¿En calidad de qué esta persona cuelga algo en su página sin tener en cuenta el esfuerzo del otro? ¿Quién se ha creído? ¿Qué gana con ello?
No todo vale y sería conveniente que volvieramos a plantearnos este tema, el de los valores que parecen haber desaparecido.
Un saludo.

Enrique González dijo...

Hola Lorenzo, te comento mi caso, tengo 3 libros tuyos de la serie de Vila y Chamorro, me gusta mucho la literatura negra y lo cierto es que me hace mucha más gracia leer una novela en la que el protagonista es un "picoleto" que otra sobre las andanzas de un policía escandinavo.

En estos momentos estoy leyéndome "La reina sin espejo", en papel, un libro que es de mi propiedad (al menos el tocho físico, las hojas de papel y los centímetros que he cedido en mi estantería a tu propiedad intelectual) pero como próximamente será mi cumpleaños, no me felicites, no me hace ni puñetera gracia que me caigan los cuarenta encima, la compañera de mi vida me ha regalado uno de esos cacharritos que anhelaba y que sin embargo sabía que nunca me compraría por iniciativa propia, un eReader de esos. El caso es que lo primero que he hecho ha sido buscar métodos alternativos de conseguir los 2 libros que tenía entra manos, el tuyo y uno de James Ellroy en formato epub y subirlos a mi Tagus. Sé que toda la serie de Bevilacqua y Chamorro está en eBook y seguramente terminaré compándola, por 15 euros es un chollo, aunque como te he dicho varios de los libros ya los tengo.

Lo que te puedo asegurar es que hay determinados libros "fetiche" que voy a aprovechar la oportunidad que tengo de llevarlos siempre encima, sin necesidad de sacarlos de su estantería y lo que te puedo asegurar es que no voy a volver a pagar por algo que ya pagué en su día, creo que es justo compensar al autor por su creación pero no creo que lo sea tener que pagar por un soporte físico etéreo compuesto de unos y ceros. Al menos que me digas que te has tenido que esforzar el doble para sacar en eBook lo que ya estaba en papel.

No me pondré a darte consejos paternalistas de lo que te conviene o no pero me parece que los autores (de las distintas ramas de las artes) estáis luchando una guerra que no es la vuestra sino de los que se dedican a imprimir en papel y a mover palés de libros por todo el país a cambio de un más que jugoso porcentaje de lo que podríais ganar directamente de vuestra obra, si me permites el símil los escritores sois como los agricultores a los que les pagan una miseria por sus tomates que luego se venden a 3 euros en los supermercados (que no lo olvidemos, son quinientas pelas) mientras los intermediarios conducen un Cayenne; con las nuevas tecnologías empezáis a tener una magnífica oportunidad de ganar más dinero al tiempo que dais mayor difusión a vuestra obra, todos ganamos, menos los intermediarios, claro.

Una última reflexión, ya que ha salido el tema de las bibliotecas públicas, a las que debo la posibilidad de disfrutar de más de la mitad de los libros que he leído en mi vida. Me extraña mucho que nadie haya planteado un uso de los DRM, tan molestos para otras cosas y que sin embargo creo que para esto puede venir al pelo. No sería posible establecer algún sistema para permitir el préstamo de libros en formato electrónico en las bibliotecas, así estas compran un número de libros en formato eBook y a través de los DRM y un acceso web se puede controlar el número de libros que son prestados, caducidades de los préstamos y demás, yo ya lo hago en la estupenda web de las Bibliotecas de la Diputación de Barcelona para reservar los libros físicos que me interesan, no creo que costara mucho implantar el mismo modelo para lo electrónico.

Bueno, dejo ya la matraca y vuelvo con Vila y Chamorro.

Raúl Urbina dijo...

Hola, Lorenzo:

Inspirado en estos problemas que acechan a la literatura, he escrito una entrada en mi blog: Los libros electrónicos y el futuro de la industria editorial. Te ruego que dediques cinco minutos y me des tu opinión. Te cito a ti como ejemplo en el texto.
(Soy @verbavolant en Twitter.)

Muchas gracias por tu apertura de miras y tu actitud prudente.

el chico de la consuelo dijo...

Yo que tu, también me enfadaría si piratearan precisamente el peor de tus libros...puestos a piratear que lo hagan con "la niebla y la doncella" y por lo menos te dan publicidad como el excelente escritor que eres.

Desengañate, esto es chicago años 20,(o la costa española años 90) el delito está entre nosotros, no se puede luchar. Todo el mundo que tiene (tenemos) un ebook tiene un disco de 4000 libros pirateaos, por lo menos.
Solo sobrevivirán los que sepán adaptarse a esta sociedad delictiva.Los músicos dando conciertos en vivo, los cineastas con pelis que merezca la pena ver en grande y no con chorradetas tipo serie española maquetada;los escritores con colaboraciones y libros que merezca la pena guardar en estanterias y no solo ojear.

Es mejor que nos echemos un AK 47 a la maleta que una biblia adoctrinando sobre el deber ser...la batalla de la legalidad está perdida.

Lo siento amigo es la sociedad que hemos elegido entre todos: tanto creadores (en ese oligopolio de niños guapos de televisión) como consumidores fielesadictos de salvame, bestsellers, listas amañadas de babelia y "divulgadores" tipo punset.

salud amigo...prometo comprar en papel tu próximo Bevilacqua y me intentaré olvidar del librico del sabio chino acuático.
Abrazos

Silva, Lorenzo dijo...

Gracias a todos por la aportación y disculpad que no entre a responder en detalle, prefiero dejar aquí el asunto.

Eso sí, no quiero decir que desfallezca. Pienso seguir peleando, pese a derrotistas como el chico de la consuelo (por cierto, tienes derecho a tus gustos, pero tampoco estaría de más que fueras un poco más respetuoso en casa ajena) para que las cosas sean como creo que deben y pueden ser.

Abrazos.

el chico de la consuelo dijo...

aqui si.
Hola Lorenzo solo agradecerte sinceramente la deferencia de participar en mi blog, detrás de nuestros avatares hay un montón de personas lectoras compulsivas y casi todas, a mi entender, cultas de verdad (a las que por cierto no conozco en la vida 3D). Para nosotros el blog es otra cosa que quizá para ti, es un divertimento en donde soportamos sin problemas las invectivas hirientes de unos contra otros en el debate, creeme que la mayoría de las veces de altura envuelta en frivolidad.
Entiendo que una persona pública como tú, que además firma con su nombre, no pueda participar en la reyerta, aunque te gustaría seguro (igual tu también lo haces con avatar en otro sitio jejeje) esa es nuestra suerte. También entiendo tu razonamiento del que invita a uno a su casa y le pone a parir los muebles, pero es que para nosotros el blog no es una casa sino una plaza pública donde nos citamos.
Debajo del debate a golpes, han salido ideas que a mi me parecen muy aprovechables como la que decía 112 de que empecéis los escritores a cambiar la manera de contratar con las editoras (tu eres jurista y estoy seguro que estarás en ello), el derecho a pelar a un personaje público y bueno, sin peloteo, pero me gusta eso que sueles repetir tu de que no te importa tanto que te copien el libro para leerlo como que unos sinvergüenzas dueños de webspiratas se aprovechen de tu esfuerzo”
Lo dicho muchas gracias y un saludo navideño

PS1-. Y que sepas que lo de los 100.000 te ha quedado fatal. El libro dedicado me hace ilusión pero más que hayas dedicado un tiempo a visitar mi blog que lo tienes a tu disposición. De la pluma ni hablamos como… dijo Boris Izaguirre.

Silva, Lorenzo dijo...

Chicodelaconsuelo, te contesté donde no era, en la entrada navideña. Pero vaya, a ella me remito.

Y a mi agradecimiento por participar en este blog, que reitero, añado el que te debo por leerme. Y tranquilo, no exijo que todo te guste. Solo me gustaría que recuperáramos un poco las formas que con tanta red y tanto anonimato me temo que estamos perdiendo. Y estaban ahí por algo.

Abrazos.

Miguel angel Conesa dijo...

De rabiosa actualidad

Ludadacato Blibla dijo...

El dilema ético de esta década, pienso que los escritores deberían intentar enfocar este problema de otra manera al igual que hacen ya muchos músicos volviendo a ganar dinero a través de sus conciertos y no a base de discos platino.

Hay un precedente el cual demuestra que se puede dar la vuelta a la tortilla de muchas maneras, se trata de la novela Q escrita bajo el seudónimo Luther Blissett (En realidad varios autores italianos) para empezar ellos fueron los primeros en proponer una licencia de tipo copyleft cuando estas no existían pero con una "condición" que si descargabas y leías el libro y te gustaba te acordaras de el a la hora de de hacer un regalo.