martes, 6 de enero de 2009

En este día tan monárquico...



Pues llevemos un poco la contraria. Hay motivos para recordar a Fermín Galán Rodríguez, como Roland von Hoesslin (ver post de ayer) otro militar impulsivo y suicida por la mejor de las causas, la libertad del pueblo y el fin de la tiranía. No se cumple respecto de este hombre ningún aniversario redondo (bueno, salvo que se considere como tal el nonagésimo de su nacimiento), pero hace poco acaba de publicarse su desconocida, hasta ahora inencontrable e interesantísima novela sobre la Legión, de la que, aunque a alguno pueda extrañarle, fue oficial y héroe distinguido (y laureado). Se llama La barbarie organizada y hasta ahora sólo había una edición, de nada menos que 1931. En ella no sólo relata las duras condiciones de vida de los legionarios de los primeros años del Tercio (los de la guerra marroquí), sino que también nos suministra algunas claves de por qué y cómo decidió hacerse revolucionario en el mismo escenario donde otros se hicieron golpistas. Consuela saber que siempre hay gente decente, hasta en el infierno. 

Como von Hoesslin, Fermín Galán pagó su rebelión con el juicio sumarísimo y la muerte, en este caso por fusilamiento. Honor y memoria a estos dos valerosos soldados de la libertad.

En fin, con lo dicho, se entendera por qué un servidor ha aceptado prologar este libro, en la edición que no menos valerosamente lanza la editorial Galland:






Y salud y República. Coño.

3 comentarios:

corsario dijo...

Despierta el blog en estas fechas de agobio para unos y descanso para otros. Todas las noticias nos apuntan libros para leer.

Gracias y que tengas buen 2009.

Javier Díaz Carballeira dijo...

Hola Lorenzo.

Me avergüenza decir que aún no he leído ninguna novela tuya, y no será por falta de ganas, más aún conociendo sus títulos ya que soy de Getafe y te sigo la pista. Prometo reparar el desagravio en breve y te aseguro que tu blog me lo recuerda a menudo. Aún así, te he oído en la radio, he leído numerosos artículos tuyos y suelo aprender de ellos.

Entre otras muchas aficiones, me gusta escribir (tengo algún microrrelato en mi blog personal) y el saber que eres de Getafe es un aliciente añadido.

Muy interesante tu artículo, en especial el final. Un abrazo

Perrillo dijo...

Ignoraba por completo que tuvieras blog Lorenzo.

Soy un ex-chavalín(por aquello de crecer) de Leganés que empezó haciendo una revistilla de cómics que se llamaba OjoDePez y que de la cual no te acordarás ya :) Solo mencionarte que nos reconocieron el mérito dándonos el premio al mejor Fanzine en los salones internacionales de Madrid y Barcelona.

A partir de ahora te incluiré en mi lista de blogs a visitar en momentos de tedio en el trabajo.

Prácticamente tengo todo lo que has publicado de bolsillo, y el otro día, bajo el conocimiento de que no me gusta el tema de la guerra de Marruecos, accedí a comprarme "El nombre de los nuestros"

Llevo ya medio y es una gozada, hasta me ha hecho mirar información del tema.

Desde "La sustancia interior" no me había sorprendido tanto un libro tuyo. Es que ese me hizo pensar, no como los de Bevilaqua y cía, que son de fácil ingesta.

Un saludo y pasaré más por aqui :)