martes, 3 de febrero de 2009

Valparaíso




En estos días he podido conocer al fin esta ciudad. Para los lectores de Graham Greene (ver "El capitán y el enemigo"), Raymond Chandler (ver "El largo adiós") y este torpe cuentista (ver "El cazador del desierto"), no se trata de un viaje cualquiera. Comoquiera que soy lector de los dos primeros, y por fuerza de mí mismo (aunque sólo para corregir y mientras corrijo), la experiencia la esperaba y la recordaré. En Valparaíso me recibió un día brumoso, que desdibujaba las colinas que rodean su bahía. Pero quizá esa luz era la mejor para apreciar las viejas casas de estilo inglés del centro (ver ejemplo en foto superior) o la vista desde la Sebastiana, la casa que en la ciudad tenía Pablo Neruda y que hoy es un museo que merece la pena visitar.


Como todas las casas, la casa de Neruda dice mucho de quien la habitó. A mí me enamoró su estudio, en lo más alto, asomado a una cristalera sobre la ciudad, como el puente de mando de un barco, con esa vista que recoge la fotografía. Nunca me gustó mucho Neruda como individuo, pero como poeta era portentoso. Qué difícil es saber decir tanto, con tan poco, como él sabía.

Camino de Valparaíso, me golpeó el cartel que anunciaba una residencia de ancianos de lujo: "Cuidamos de tus mayores para siempre". Guau. Me refiero, claro, al final: para siempre. También podrían haber dicho que garantizan ante notario que el abuelo no volverá a salir.

Y en un muro gris de Valparaíso, una pintada: "Las ilusiones son al alma lo que las alas a los pájaros: sin ellas, ni la una ni los otros pueden volar". Allí, hasta los pintadores de muros, mejores o peores, son poetas. Ejemplo típico de parida de turista. Salud a todos.

Postdata: Obama sigue con su Blackberry. Parece que manda y todo. Además no dice memeces y pide sacrificio. A ver si lo clonan y nos mandan aquí una de las copias. Y nos libramos de nuestros hueros conductores de la nada (en el gobierno y en la oposición).

1 comentario:

Proyecto de Escritora dijo...

Supongo que la forma de visitar ciudades es distinta para cada turista. En mi caso, siempre tengo la antena puesta por si de algún detalle, surge alguna novela o escrito. Algunos lugares son una fuente de inspiración buenísimos, pero que te voy a contar a ti, que no sepas...
Quería también agradecerte la contestación a mi mensaje (que no esperaba) y que me hizo tanta ilusión que lo colgué en mi blog y se lo conté a todo el mundo (espero que no te moleste) y va y se me olvida darte las gracias...la verdad es que me pienso tanto estos mensajes, que al final pasan meses...
Pero bueno, lo importante es que sigo por aquí, leyéndote y recomendando cada libro que me leo tuyo.
Aún no me he leído el blog del inquisidor, que finalmente me regalaron por reyes, pero es que me lo estoy reervando y leyendo antes otros que sé que me van a gustar menos. Cuando lo lea, publicaré mi opinión en el blog como siempre, y me pasaré por aquí para decirte que me ha parecido. Si te parece bien. Supongo que es algo que gusta, al menos a mi me gustaría, pero claro, en mi caso es para mejorar.

Bueno, un beso y gracias de nuevo por aquel gesto que me hizo comenzar el año con una gran sonrisa.