martes, 23 de marzo de 2010

Gran Vía





Me pasa como a Bevilacqua: me pierde pasear por la Gran Vía de noche. Y más ahora que paso bastantes días a 600 kilómetros de ella. Por eso no pude resistirme a colaborar en el especial que sobre sus 100 años han preparado los de elmundo.es. Os invito desde aquí a visitarlo, porque es una gozada, entre otras muchas cosas buenas y bien hechas (que para eso lo coordina Sonia Aparicio, que no sabe hacer chapuzas) por las fotografías de Luis Davilla, un monstruo de la cámara con el que he tenido la suerte de colaborar en más de una ocasión (él poniendo el ojo, y yo la pluma). Para ir al especial, pinchad aquí.



A este torpe servidor vuestro le pidieron que hiciera una crónica negra de la calle. En fin, no sé cómo tomarme este papel de sepulturero de guardia. O sí, deportivamente. Por sí tenéis curiosidad, esto es lo que hice.

Abrazos a todos.